Psicólogas Al Rescate
"Céntrate en lo que te hace feliz y haz lo que da significado a tu vida" -Barry Schwartz.

Reflexión 03/02/2018

"No dejes para mañana lo que puedas hacer hoy" / El drama de la procastinación


"¿Y si antes de empezar lo que hay que hacer, empezamos lo que tendríamos que haber hecho?" Frases de Mafalda

La procrastinación (del latín procrastinare: pro, adelante, y crastinus, referente al futuro),​ postergación o posposición es la acción o hábito de retrasar actividades o situaciones que deben atenderse, sustituyéndolas por otras situaciones más irrelevantes o agradables. Fuente: Wikipedia

En este sentido la persona tiende a posponer aquellas actividades que le resultan tediosas, estresantes, abrumadoras, difíciles, para sustituirlas por otras más agradables como dormir, conectarse en las redes sociales, salir con amigos o realizar cualquier otra tarea que les genere más satisfacción para luego sentir el desasosiego de lo no realizado con sus correspondientes consecuencias.El lo hago más tarde, comienzo mañana, empiezo el lunes se trabforma en el hábito.

Esta conducta de dejar para después puede ser ocasional o crónica en función de su frecuencia y muchas veces encierra el pensamiento mágico de que desde el dejar de hacer puede que la situación se resuelva milagrosamente lo que no es otra cosa que evasión.

Esta evasión puede ocurrir por distintas razones entre las que podemos mencionar el temor a fracasar cuando se haga, el esperar hasta que la ansiedad que no queda más tiempo sea lo que active su ejecución o incluso puede ser frecuente en personas indecisas que no terminan de definir lo que quieren hacer o cómo hacerlo.

En el fondo de este proceso hay un tema de compromiso con lo que se va a ejecutar, organización del tiempo y toma de conciencia de lo que ocurre, de modo que si sientes que esto sucede en tu vida te felicito porque esto es un gran avance y desde allí el trabajo se debería centrar en la disciplina, el establecimiento de una agenda y la fuerza de voluntad para lograrlo; puedes para ello hacer de tus actividades lo más placentero posible, como la selección del ambiente donde hacerlo, colocar música de tu preferencia, repetirte las ventajas de culminar y sentir entonces la pasión de hacerlo.

Para finalizar ten presente que esa evasión del stress de la ejecución traerá en tu vida mucho más estrés y frustración por no haberlo hecho a tiempo.


Reflexión Diaria 11/10/2016

Que complicado ser paciente 


La palabra paciencia proviene de la palabra pati, que significa sufrir, lo cual se relaciona con que para esta actitud, para esperar hay que padecer, y se hace con la conciencia de que el beneficio llegará sin importar su origen.

Y si, que divino que no tuviéramos que esperar, poder obtener lo que queremos en el momento pero sabemos que no es así, todo lleva un proceso, el nacimiento de un bebé, el desarrollo de la confianza, el lograr una carrera universitaria, y así generalmente con las cosas más hermosas de la vida, incluso hay un dicho que no me agrada mucho que dice que lo que fácil llega, fácil se va...quizás sea un tema de valoración, cuando hemos esperado tanto por lograr algo quizás lo cuidamos y apreciamos más y por eso se torna más duradero.


Como dice el proverbio persa: La paciencia es un árbol de raíz amarga pero de frutos muy dulces; ahora bien, podemos intentar que no sea tan amargo y se torne sino dulce por lo menos agridulce concentrándonos en un peldaño a la vez, como una gran escalera donde nos enfoquemos en el peldaño sin perder el norte de lo que queremos obtener; al final de cuentas lo que se disfruta es el proceso más que el suceso, el viaje mas que el destino.

¿Fácil? Por lo menos para mi no pero entiendo la frase de George Eliot: "El mejor fuego no es el que se enciende rápidamente" y comparto el dicho que del apuro lo que queda es el cansancio, así que me invito y te invito a respirar, relajarte, y disfrutar del camino con confianza porque muchas veces la impaciencia no es otra cosa que el miedo que lo que queremos no podamos alcanzarlo.


Actitudes y Resultados

La actitud o disposición que tengamos ante la vida, las personas y las situaciones que vivimos marca la diferencia porque es energía y se expande, si estamos en una actitud positiva nuestro entorno parece contagiarse y devolvernos más de eso positivo que entregamos; y, si por el contrario el entorno nos brinda vivencias no gratas, es desde nuestra actitud donde podemos sobrellevarlas y superarlas o hundirnos con ella.

Pero, seres humanos al fin, llenos de emociones, existen ocasiones donde por más esfuerzo que pongamos, no llegamos a tener la mejor actitud, ¿qué hacemos entonces?, en esas situaciones te recomiendo ir hacia adentro, entrar en contacto contigo, trabajar respirando por restablecer tu paz y no descargar hacia afuera lo que te perturba, recordar que es momentáneo, aceptarlo, vivirlo y fluir con la certeza que pasará.

Tu puedes hacer de tu día una experiencia maravillosa o un cúmulo de malos ratos porque no es lo que te toca vivir sino como decides vivirlo.

Tus Palabras Tienen Poder


¿Cuántas veces nos quejamos de ciertas cosas sin saber que, de tanto mencionarlas, les estamos dando más y más poder? Recuerda una cosa: Aquello que enfocamos en nuestra mente, lo que ocupa nuestra atención, crece...
No se trata de ignorar las situaciones adversas, ni cerrar los ojos, al contrario abrirlos. Lo que pretendemos es difundir la importancia y poder que tiene las palabras, el pensamiento y que mientras mas fuerza le demos más lo potenciamos, de manera que, ¿qué te parece si le das fuerza a lo que quieres más que a lo que no quieres?


ABRE TU MENTE, CIERRA TUS JUICIOS.

  Todos tenemos nuestros buenos y malos momentos, nuestra luz y nuestra oscuridad, ¿quiénes somos para juzgar?; por otra parte es conveniente que te preguntes, ¿Qué buscas al juzgar? ¿Hacer daño? o ¿quieres apoyar a esa persona en su crecimiento? Si es lo segundo pues el juicio no es el camino correcto porque crea en el otro un mecanismo de defensa al sentirse atacado.

Esa tendencia que tenemos de ir por la vida juzgando a los demás, como si fuéramos dueños de la verdad, suele ser muy nociva para estrechar lazos con otros seres humanos; todos hemos sido juzgados e incluso más de lo que quisiéramos y sabemos lo que se siente.

Hay personas que no encajan con nosotros y eso es normal, respetando esas diferencias tenemos que entender que juzgarlos no ayuda y que lo más sabio es dejarlos ser y dejarlos ir; si esto no fuera posible porque alguna circunstancia de trabajo, académica, etc. nos "obliga" a interactuar con este tipo de personas pues no queda de otra que trabajar desde los puntos que nos unen, los objetivos comunes evitando interacciones personales que pudieran generar roce.